REVIEW: Energy-Boosting Gel Moisturizer (ginzing) – Origins

¡Hola! En este post te voy a contar mi experiencia con el gel-crema de Ginzing de Origins, una hidratante ligera pero que me gusta los resultados que genera en mi piel.

De la marca Origins no había probado nada y la verdad, no es una de las marcas que me hubiera llamado especialmente la atención, sin embargo, este gel-crema es bastante conocido y después de leer algunas reviews, buenas y malas (aunque las malas tampoco eran excesivamente exageradas) y en las fechas en las que estaba, me animé a probarla y ha sido un acierto.

MARCA: ORIGINS

PRODUCTO: GINZING  Energy-Boosting Gel Moisturizer

TIPO DE PIEL: MIXTAS y GRASAS

Se encuentra dentro de la línea de Ginzing, basada principalmente en hidratar y aportar luminosidad a la piel a través del Ginzing y la cafeína (como ingredientes “core”), aunque posteriormente te comentaré la lista de ingredientes, la verdad es que es bastante completa y es uno de los motivos por los que la elegí.

IMG_9495

A finales de verano – inicios de otoño, tenía en mente cambiar totalmente la rutina porque utilizar únicamente un gel para hidratar se me quedaba completamente escaso y este producto ha sabido encajar bastante bien en la rutina y ser una hidratante muy acertada para otoño. Aunque es verdad que es un producto que indica que la hidratación que aporta es de 72 horas, en mi caso ni de lejos podría decir que esas 72 horas se reflejan en la práctica, pero hace muy bien su función durante la jornada.

Se presenta en un formato de gel-crema bastante ligero que se absorbe rápidamente en la piel. También de esta hidratante está la versión crema más densa para pieles secas y muy secas. Comentarte que este formato gel-crema no puedo calentarlo previamente en las manos antes de aplicar en la cara porque de lo rápido que se absorbe desaparece, no me queda casi nada.

Nada más aplicarlo es verdad que deja la piel algo brillante (como casi todas las cremas) y durante el tiempo que tarda en absorberse algo pegajoso, pero una vez se absorbe por completo, no queda ni rastro, aunque sí que aporta luminosidad en la piel sin generar nada de grasa adicional. Esta luminosidad es bastante reducida, da un aspecto de piel sana e hidratada, nada exagerado. Este efecto se mantiene a lo largo de las semanas.

IMG_9497

Si bien es verdad, y aprovechando la anterior entrada de aceites faciales, en estas últimas semanas (más o menos desde inicios de diciembre) la hidratación que me aporta se queda escasa y a mitad del día la piel la noto algo acartonada y es por ello, que la he tenido que combinar con el aceite de maracuyá de Tarte, sin embargo, es una crema que me gusta cómo funciona y cómo mi piel ha reaccionado.

De hecho, es el tipo de hidratante que tiene todos las características que busco para una crema de día y ojalá este formato hubiera podido aportar más hidratación porque la habría hecho casi perfecta (si no fuera por los aromas). No obstante, antes de diciembre, no he notado ningún tipo de carencia destacable.

Aunque como ya sabrás, en la rutina de día estoy aprovechando a incluir ingredientes para favorecer la luminosidad de la piel y reforzar los efectos que puede generar el retinol en la rutina de noche y es por ello, que noto que no solamente hidrata (hasta el límite que te comentaba) sino que puedo notar la piel con una textura mucho más uniforme y “compacta” y eso teniendo en cuenta que tengo los poros dilatados. 

También es verdad que con otras cremas, cuando la hidratación de la crema dice “basta” no solo mi piel tiende a volverse tirante a lo largo del día, sino también a generar exceso de grasa y con esta hidratante tarda mucho más en producirse esa producción de sebo.

Como verás, cuenta con un listado bastante amplio de ingredientes y en general, me gusta bastante:

Water\aqua\eau, butylene glycol, dicaprylyl carbonate, silica, glycerin, niacinamide, isopropyl isostearate, citrus limon (lemon) peel oil*, citrus grandis (grapefruit) peel oil*, mentha viridis (spearmint) leaf oil*, citrus aurantium dulcis (orange) peel oil*, limonene, linalool, citral, butyrospermum parkii (shea butter), simmondsia chinensis (jojoba) butter, hydroxyethyl ure, hordeum vulgare (barley) extract\extrait d’orge, trehalose, cucumis sativus (cucumber) fruit extract, panax ginseng (ginseng) root extract, sodium polyaspartate, tocopheryl acetate, sodium pca, helianthus annuus (sunflower) seedcake, sorbitol, caffeine, linoleic acid, ophiopogon japonicus root extract, squalane, sodium hyaluronate, ppg-15 stearyl ether, ammonium acryloyldimethyltaurate/vp copolymer, hydroxyacetophenone, carbomer, caprylyl glycol, xanthan gum, sodium hydroxide, ethylhexylglycerin, disodium edta, phenoxyethanol

Su listado de ingredientes es una balanza que depende del usuario puede gustar o no, creo de ahí vienen bastantes reviews negativas (y esos efectos negativos que genera en determinadas personas). 

Cuenta con aromas muy al inicio de la lista (marcados en amarillo) y esto hace que su aroma sea bastante fuerte. Personalmente me gusta como chute por la mañana, me resulta muy agradable aunque creo que es evitable y prescindible. Huele a “naranja artificial” como el que te puedes encontrar en los caramelos (sugus de naranja), sin embargo, es verdad que puede llegar a ser excesivo.

IMG_9500

Uno de los ingredientes que me llamó bastante la atención fue la niacinamida y sobre todo encontrarla en los primeros puestos de la lista. De hecho, fue uno de los grandes motivos por los que lanzarme a este producto y aprovechar a combinarla con vitamina C en sérum. 

Cuenta con bastante ingredientes hidratantes como puede ser el escualeno, ácido hialurónico, jojoba, glicerina…una combinación bastante interesante y creo que para pieles que no sean deshidratadas puede ser bastante efectiva sin tener que realizar ninguna modificación adicional.

Aunque cuenta con algún antioxidante, sin ir más lejos tanto el ginseng como la cafeína, es una hidratante que me hubiera parecido perfecta si hubiera incluido vitamina C. Me parece que sería un ingrediente que aportaría bastante a la fórmula, potenciaría los efectos de la crema, además de que tiene vitamina E (tocopheryl acetate) y se complementarían bastante bien para el efecto antioxidante y que, junto con la niacinamida, se potenciaría el efecto de “iluminación” de la piel.

No obstante, considero que, salvo por los aromas, su formulación no tiene nada que envidiar a otros tipos de hidratantes, es un cóctel bastante bueno y que permite prescindir de sérum y puede ser muy interesante para aquellas personas que quieren simplificar su rutina o no se quieren complicar en exceso.

Ahora bien, aquí viene un poco el dilema de la publicidad y la comunicación de las marcas y el propio sector de la cosmética y es que se define como una marca con ingredientes 100% naturales. Aunque no soy muy fan del concepto de “natural” que se emplea en el sector de la cosmética, y es que a día de hoy, todavía no hay legislación sobre estos conceptos (aunque prometo hacer un artículo para profundizar) ¿consideramos que todo es natural si no es sintético, es decir, sintético significa creado 100% en laboratorio? ¿dónde viene el límite o el corte del concepto? Es que la propia crema utiliza ingredientes sintéticos (ppg-15 stearyl ether o phenoxyethanol) y obviamente, son seguros nada dañinos para la piel y de hecho, su presencia debe ser inferior o igual al 0,1%.

También, indicar que la crema se declara como “oil-free” y aunque es verdad, que no tiene ingredientes que puedan ser “comedogénicos” o derivados del petróleo, contiene aceites esenciales como pueden ser los aromas y también contienen agentes grasos como jojoba, ácido linoleico, shea butter…Es verdad que las hidratantes, sea para pieles grasas o mixtas, tienen que contener aceites para mejorar la hidratación sin embargo, creo que es un concepto que sigue muy en el aire y también, poco delimitado que puede llevar a error a los consumidores.

Como digo, tampoco soy una persona en contra ni de las marcas que tienen un posicionamiento centrado más en “natural””/“no natural” ni de aquellas que utilizan estos conceptos que, hasta que no haya legislación que lo delimite, no signifiquen nada, siempre y cuando genere los efectos que prometen y no dañe la piel. 

Sin embargo, me ha llamado poderosamente la atención que la marca aprovecha un posicionamiento que pueda ser erróneo a la vista de los consumidores si leemos más allá de su publicidad y cómo se utiliza este limbo conceptual. No obstante, esto no implica que sea una de las marcas de cosmética que intenta reducir bastante su huella en el planeta (en los envases, tiendas, producción a través de energía renovable etc…)

Recomendación y opinión

Recomendada sin lugar a dudas para todo tipo de pieles que les pueda gustar más un formato gel-crema (salvo sensibles) y teniendo en cuenta las limitaciones de hidratación que comenté antes.

Es una crema que me está gustando su uso y que me encanta porque encaja bastante bien en mi rutina, es un producto que tiene casi todo lo que pediría en una crema y los efectos que promete son visibles y se alcanzan sin problema a las dos semanas de su uso. De hecho, probablemente me anime con su formato crema porque me gusta la formulación del producto bastante. También indicarte que me gusta el cóctel de ingredientes, muy completo, en comparación a la oferta del mercado y que, determinados consumidores que quieren simplificar su rutina, puede ser un gran acierto de hidratante.

Ahora bien, es verdad que no es tanto un problema de la crema en sí, pero la hidratación en mi caso se queda escasa en estos momentos, también es verdad que es normal teniendo en cuenta el formato del producto en tipo gel-crema, que a día de hoy,  todavía no he encontrado ninguno que aguante la hidratación pero que no genere brillos, siempre hay alguna pata de la que cojean y este caso, es la hidratación pero es salvable combinándola con otros productos.

No obstante, sí que me gustaría destacar que no es una crema que yo utilizara por la noche, solo la utilizaría por el día, ya que, los efectos que genera cuando pueden maximizarse es a plena luz del día, además de aprovechar os antioxidantes junto con la crema solar.

La podrás encontrar en su página web y también en Sephora en tamaños de 30ml, 50ml y hasta 75ml con un precio de 17,99€ 25,99€ y 34,99€, respectivamente. La verdad es que la calidad-precio está bastante bien, además de que suele tener ofertas del 20%-25% en ambos sitios. ¿Probaría más de la marca? Además del formato crema, probablemente no. Aunque quien sabe si me sorprendo a mi mismo con algo más en la cesta. 

Si te surge cualquier duda o quieres que charlemos sobre este tema u otros, siéntete libre de utilizar el apartado de comentarios y cuéntame ¿la has probado?¿qué te ha parecido? 

Aprovecho también estas últimas líneas para agradecerte que estés leyendo el blog durante este 2020, espero que pases una feliz Navidad y un buen inicio de año. 

¡Nos seguimos leyendo en 2021!

5 comentarios sobre “REVIEW: Energy-Boosting Gel Moisturizer (ginzing) – Origins

Responder a skincarecipe Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s